Javier Pita consigue salvar una valiosa puntuación en una Baja que resultó más compleja de lo que parecía inicialmente.

El rally comenzó muy bien para los madrileños, que desde el viernes marcaron un fuerte ritmo rodando entre los primeros participantes del mundial y encabezando a los del nacional. El día se presentó caluroso y el trazado rápido y apropiado para los vehículos más veloces pilotados por los grandes equipos. Tanto la Ford Ranger de Pita como el buggy Yamaha YXZ 1000R de Villanueva demostraron que podían competir con los ilustres de Europa y recorrieron los caminos turolenses a ritmos del campeonato del mundo. El sábado el deterioro del trazado, al que el día anterior ya habían dado una pasada todos los participantes, incluido los rompedores camiones dakarianos complicó la prueba para todos, incluidos del de GPR que tuvieron que sufrir las consecuencias a nivel mecánico.
Press: Suan Guerrero. Madrid, 29-Julio-2019

La Baja España, puntuable para la Copa del Mundo de Rallyes Cross Country, nos presentaba su 36ª edición. Como cada año, Teruel y su territorio nos ofrecieron una carrera exigente en su trazado y con un alto nivel de pilotos venidos de todos los rincones. Es considerada una de las pruebas míticas e imprescindibles dentro del campeonato del mundo y sirve de entrenamiento y preparación para aquellos que planean acudir al Dakar en ese año. Ha sido la cuarta cita dentro del Campeonato de España de Rallyes Todo Terreno y en el caso de los pilotos que competían por llevarse el nacional representaba una prueba de gran valor dado que su puntuación era doble con respecto a las demás de la temporada, además del privilegio de poder medirse y coincidir con grandes figuras de los rallyes y raids.

El terreno por el que discurrió la carrera fue como cada año árido, con pistas muy rápidas pero que de repente tornaba a pedregoso y lento, donde los pilotos tuvieron que medir mucho el ritmo para mantener la mecánica y poder acabar los 503 km cronometrados que completaban la prueba. Cabe destacar la carrera de Pita/Herrero en la etapa del viernes, donde rodaron a altísima velocidad, sobre todo en el tramo de la mañana, llegando a ocupar la 9ª posición scratch entre los mundialistas. Villanueva/Prieto también se posicionaban en lo alto de la tabla en la clasificación de Buggyes durante el primer sector, llegando a liderar la categoría Stock dentro de la Copa Yamaha. Una avería mecánica les obligó a retirarse antes de poder completar la etapa del viernes, impidiéndoles reanudar la carrera el sábado y perdiendo así las posibilidades de mantener su puntuación dentro de la Yamaha YXZ 1000R Cup.

Javi Pita: “Pese a que el resultado final tal vez pudiera parecer un fiasco, debemos sacar conclusiones positivas. De salida realizamos una de las mejores especiales de nuestra carrera, firmando al final de la primera etapa una extraordinaria novena plaza entre los mundialistas, terceros nacionales tras los inaccesibles Minis de Roma y Recuenco. Pero nada más comenzar la segunda etapa, al incidir con un talud tras una rambla nuestro Ranger salió violentamente despedido hacia el lado contrario volcando para volver a caer de pie. Al llegar a la asistencia el equipo estuvo sensacional, recomponiendo el coche para finalizar en una 10ª plaza en nacionales que, aún descendiendo a la segunda plaza del campeonato, nos permite seguir teniendo aspiraciones ”.

El sábado dio comienzo la segunda etapa en la que la Ford de Pita sufre un golpe sin consecuencias personales ni daños importantes para el vehículo pero que hacen perder unos valiosos minutos a sus componentes mientras consiguen retirar aquellas partes que han quedado dañadas pero que son prescindibles para continuar. Perdiendo su posición adelantada del día anterior logran mantener un buen ritmo y acabar el tramo para poder llegar a la asistencia donde el equipo en tan sólo 30 minutos lograría colocar de nuevo a la Ranger todos los componentes que la organización considera obligatorios para poder continuar en carrera. Tras una asistencia de vértigo los madrileños vuelven a pista para terminar el último sector selectivo de más de 165 km tras una gran ovación por parte de espectadores y organizadores que presenciaron tal transformación en tan poco tiempo.
El coche aguantó perfectamente y los de GPR Sport acabaron la etapa en un meritorio 10º puesto lo que les otorgaba una 10ª posición en la clasificación general del CERTT por lo que Pita ocupa en estos momentos el segundo puesto dentro del campeonato nacional a falta de las dos últimas pruebas: Guadalajara y Zuera. Ambas tendrán lugar tras el parón veraniego y como en los últimos años, la incertidumbre por alcanzar el título se prolongará hasta el último momento.
Javi Pita: “Pese a que el resultado final tal vez pudiera parecer un fiasco, debemos sacar conclusiones positivas. De salida realizamos una de las mejores especiales de nuestra carrera, firmando al final de la primera etapa una extraordinaria novena plaza entre los mundialistas, terceros nacionales tras los inaccesibles Minis de Roma y Recuenco. Pero nada más comenzar la segunda etapa, al incidir con un talud tras una rambla nuestro Ranger salió violentamente despedido hacia el lado contrario volcando para volver a caer de pie. Al llegar a la asistencia el equipo estuvo sensacional, recomponiendo el coche para finalizar en una 10ª plaza en nacionales que, aún descendiendo a la segunda plaza del campeonato, nos permite seguir teniendo aspiraciones ”.

Campeonato de Coches TT

Clasificación Baja Aragón 2019: Roma/Haro (Mini) en 6h 25´16” – 2º Recuenco/Alijas (Mini) a 18’ 41’’ – 3º Álvarez/Monasterolo (Volkswagen) a 34’ 53’’
Clasificación General CERTT Coches TT: 1º Álvarez/Monasterolo (Volkswagen) 156,5 p. – 2º Pita/Herrero (Ford) 132,5 p. – 3º Subirats/Cámara (Toyota) 128 p.